El P. Heiner Wilmer anuncia tres propuestas a trabajar por la Congregación

encuentro-1

El P. Heiner Wilmer, Superior General de la Congregación Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús, reconoció que le ha cambiado la vida en el último año y medio, cuando fue nombrado. “Estamos en un lugar que ha cambiado mi vida, que cambió nuestras vidas”.

A continuación llegó el momento de la ponencia de Giuliana Martirani, actualmente profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Nápoles, titulada “La misericordia vivió con los pobres en comunidad”. Entre sus reflexiones destacadas, Giuliana aseguró: “El primer elemento de ser Cristiano es acoger… Siempre debemos pensar en ‘el otro’ como un invitado sagrado”.

La tarde se dedicó a intercambiar impresiones sobre el Programa de la Administración General para los próximos seis años, “Misericordia en las huellas de Dios”. Hay que ver el futuro con esperanza a la luz de la realidad. Cada Provincia dio su opinión, para concluir con tres iniciativas propuestas por el Superior General, que insistió en la necesidad de seguir adelante como una congregación:

1.- Programa Dehoniano de Voluntariado: se van a aprovechar las Casas de la Congregación y para que funcione debe haber voluntad y buena comunicación. Este programa iría destinado a jóvenes adultos, hombres y mujeres, con quien compartir nuestra espiritualidad y cómo interpretamos el Evangelio los Dehonianos.

2.- Desarrollar un Servicio Dehoniano de Inmigrantes: el P. Heiner considera que la emigración es uno de los desafíos del siglo, y con este proyecto se quiere acompañar a los emigrantes desde su llegada al país de destino hasta que se asienten en él. “Sería un camino para los Dehonianos de caminar y no únicamente hablar de justicia social. Podríamos colaborar con otros, otras congregaciones, con la Iglesia local o organizaciones sociales”, apuntó el P. Heiner.

3.- Centro del Corazón Divino. Sería enfocar el estudio y la espiritualidad del Sagrado Corazón, desarrollando formas de meditación, para finalmente, tener un renovado enfoque de las devociones al Sagrado Corazón de Jesús.

La jornada concluyó con la Eucaristía, presidida por el P. Heiner, donde se reflexionó sobre el Evangelio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *