Hermano Itaianan renovó votos en emotiva e íntima eucaristía

Este proceso, que se realiza constantemente para los religiosos de la Congregación Dehoniana hasta llegar a los votos perpetuos, es un signo del desafío y crecimiento en la vivencia de la fe.

Pobreza, obediencia y castidad. Tres conceptos que expresan la consagración total a Dios por parte de quienes toman el camino religioso, el camino de servir al Señor. Esa consagración vivió el Hermano Itaianan Bozza Vieira, brasileño de nacionalidad e integrante de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos, durante la eucaristía celebrada el viernes 23 de diciembre en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima.

La misa fue celebrada por el Padre Johnny Li, Scj; Superior Provincial de los Dehonianos en Chile y estuvo marcada por este importante paso en el camino espiritual del Hermano Ita, el último antes de recibir la renovación perpetua de los mismos y que ya tiene fecha definida: julio de 2017.

Acompañado por todos los sacerdotes y hermanos de la provincia chilena, así como amigos de la Comunidad del Colegio San Juan Evangelista – donde hoy participa- y también de la comunidad de Fátima con la que compartió en su primer tiempo en Chile, el Hermano Ita recibió este momento con mucha humildad y sobre todo responsabilidad.

“Para mi este es un proceso de madurez y crecimiento en la experiencia religiosa que he tenido a través de los votos de pobreza, obediencia y castidad, pero además es una vivencia de fe como persona y como cristiano. Es una muestra de apoyo y fuerza cada vez más grande en este camino de la vida religiosa”, comenta al respecto.

El joven hermano ha tenido la oportunidad de conocer diversas realidades y participar con jóvenes y niños de todas las edades durante su estadía en nuestro país, experiencia que sin duda fue muy gratificante. “Estuve en Fátima mi primer año y hoy estoy en la pastoral del Colegio San Juan Evangelista. Ambos fueron desafíos muy importantes para mi, siento que crecí mucho junto a los jóvenes y niños con los que compartí y que tuve la oportunidad de verlos y estar con ellos en las diversas etapas de sus vidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *