Madre Montserrat del Pozo, experta en innovación educativa: “Necesitamos otro tipo de aprendizaje”

DSC09621En una nueva visita a Chile como líder de la II versión del Congreso Práctico “Innovación y Educación” -dirigido a equipos directivos de casi una ventena de colegios de la Región Metropolitana- la llamada “Sor Innovación” de Nazareth Global Education habló sobre las expectativas frente este grupo de trabajo y de cómo se insertan mediciones como SIMCE y PSU en su metodología.

La Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos Chile, en conjunto con el Programa AMCO, llevó a cabo entre el 12 y 13 de mayo el taller práctico “Innovación y Educación” que en su segunda versión reunió a más de un centenar de docentes y directivos en el auditorio del Colegio San Juan Evangelista, uno de los dos establecimientos pertenecientes a nuestra Congregación.

La instancia reunió a cerca de 20 equipos establecimientos de la Región Metropolitana, quienes se encuentran trabajando activamente en las bases para la implementación de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, proyecto educativo impulsado por la religiosa venezolana Madre Montserrat del Pozo Roselló, Superiora General de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret y líder de Nazareth Gobal Education.

Durante su visita a Chile para dictar el segundo taller del ciclo, la llamada “Sor Innovación”, explicó el método de trabajo que a la fecha ha impactado a 72 colegios, 3.600 profesores y 70.000 estudiantes en el mundo, además de entregar una particular visión sobre la educación chilena.

Madre Montserrat, ¿En qué consiste el programa de Nazareth Global Education y cuáles son las claves de su éxito?

El proyecto educativo de NGE nace de las aulas, de reflexionar sobre el fracaso escolar. Con esto no me refiero a un número de alumnos suspendidos, sino a la falta de herramientas que tienen niños y jóvenes para enfrentar el mundo de hoy. Es un fracaso que un alumno vaya a primer año de universidad, obtenga muy buenas notas pero quiera dejar la carrera, que no encuentre sentido ni haya proyecto de vida en él.  Nosotros buscamos que todos los estudiantes, no solo unos cuantos, sean capaces de sacar el máximo de sí mismos, entregar información desde muy pequeños para aumentar su confianza y vencerse a sí mismo. No ponemos una meta común para todos en la que saltarán hasta 1.90 o 2.10 metros, por ejemplo, queremos que cada uno avance en sus saltos, de manera que pronto pueda superar su propia marca y llegar a la meta que él mismo trazó para su camino.

A su juicio ¿qué tipo de escenario favorece que el alumno obtenga su meta?

Este programa ha llegado a todo el mundo porque es inspirador, sencillo y fundamentado en la formación del profesorado. Si los profesores y este equipo educativo a cargo son los motores de cambio para llevar a cabo una revolución pacífica en sus colegios, podrán transformarlo de tal forma que logrará impactar en su sociedad. Es ahí donde se generan los procesos de transformación educativa a nivel de sistema.

Usted ha enfatizado en la importancia de trabajar la distribución de los espacios actuales en los colegios. ¿Cuál es el valor del quiebre del estilo actual?

El espacio es el tercer profesor, es decir, genera que tengas que cambiar las metodologías. Cuando el espacio es más abierto, más autonomía promueves en el alumno y sobre todo haces que éste pueda ser protagonista de lo que está haciendo. El espacio también genera relaciones distintas con los demás y también hace que tanto profesor como alumno piensen de forma más creativa.

¿Qué impresión tenía de la educación chilena, antes de trabajar con algunos de sus colegios más emblemáticos?

La educación chilena siempre ha tenido mucho prestigio a nivel internacional. En algún momento ese prestigio quedó más anclado en una serie de metodologías más tradicionales que hoy en día el alumno y nuestro propio mundo nos pide modificar. Entonces me parece muy pertinente que estos cambios ahora se empiecen a dar o que como éstos haya grupos muy competentes que quieren iniciar ese cambio porque se dan cuenta que lo tradicional hoy, es decir, que el profesor siga siendo el protagonista, que tenga todo el contenido y que sea un magistrado, no es lo que más vale. Necesitamos otro tipo de aprendizaje.

¿Cuál es su percepción del grupo con el que está trabajando hoy en Chile?

Estoy muy contenta de ver que se han entusiasmado con el proyecto. Cuando eso ocurre es porque aman a sus alumnos y sus familias y quieren lo mejor para ellos. Saben que son los encargados de mejorar esta sociedad.  He visto grupos intelectualmente muy potentes e inquietos, personas que se nota que leen y que trabajan muy bien. Y también he visto personas capaces de implementar y bien dirigir y organizar sus propios colegios. Ha sido una satisfacción muy grande poder trabajar con estos equipos directivos.

De qué forma la metodología planteada por usted y por Nazareth Global Education se hace cargo de herramientas de medición, como por ejemplo Simce y PSU en el caso de Chile?

Estas pruebas existen en todas partes del mundo y hay que aprobarlas, así de simple. El problema está en que sólo se trabaje para aprobarlas, con eso estás quitándole una parte de vida al alumnado. Estamos convencidas -y tenemos evidencias de ello- de que preparar a los jóvenes con estas metodologías enfocadas en la innovación no sólo hace que aprueben, sino que además los alumnos den más de su potencial intelectual.

Lo más interesante es que aquellos que antes quizás no llegarían a aprobar estas evaluaciones lo hacen, porque generas tantos recursos en la metodología y en la forma de aprendizaje que el alumno es capaz de recurrir a todo es y más para salir airoso de las pruebas.

Usted es Superiora General de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret y muchos de los colegios presentes hoy pertenecen a órdenes religiosas.  ¿De qué forma integran el valor de una formación católica a esta metodología?  

La misión de nuestros colegios es la de evangelizar. Cuando hablamos de evangelizar algunos creen que es bautizar y no es solo eso, es tener una cultura pastoral de centro que es donde se establecen nuestras relaciones, donde crecemos de manera conjunta como nos dice el Papa Francisco.

Creemos  que nuestra manera de evangelizar está en la calidad educativa para que pueda llegar a todos, no sólo a católicos. De esta manera, todos puedes tener la posibilidad de conocer a Jesucristo como ideal de vida y sobre todo propiciar ese encuentro con Él. A partir de esto cada alumno va a crecer y va a ser de sí mismo ese sueño que Dios tiene para él.

Revisa las imágenes del encuentro aquí 

Un comentario en “Madre Montserrat del Pozo, experta en innovación educativa: “Necesitamos otro tipo de aprendizaje””

  1. Si, es interesante lo que dice la Religiosa, porque es muy importante que en la persona se forme una estructura valórica que tenga como vértice la noción de Dios, pues se guiará en la vida claramente, mientras, sucede el fenómeno de estudiar y no saber para que se estudia, o que sentido tiene. Mas en si, el fenómeno de la educación Chilena tiene como problemática el tipo de sociedad que actualmente vivimos donde entran en conflicto una serie de valores y códigos morales viéndose una anomia generalizada. Discrepo de que la PSU y Simce sean herramientas que nos hablen de calidad (¿Dependiendo o en comparación a qué parámetros?) aquí en Linares he podido apreciar que se usa como una herramienta que permite a los Colegios tener más o menos matrícula, con lo cual pierde la objetividad completamente para lo que fué concebida, en fin, este tema da para mucho análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *