Retiro de los Dehonianos 2017: tiempo de reflexión

IMG-20170726-WA0041

Este encuentro de oración entre hermanos y sacerdotes de la Provincia Chilena contó con la orientación del Padre Alfonso González, sacerdote proveniente de la Provincia de España, quien llevó a los religiosos a meditar sobre la Regla de Vida.

El Retiro Anual de la Provincia Chilena, llevado a cabo entre el lunes 24 y el viernes 28 de julio en la Casa de Retiro Los Domínicos, contó con todos los religiosos que estuvieron acompañados por el Padre Alfonso, sacerdote dehoniano español, quien guió, a través de la Regla de Vida Dehoniana, el tiempo de reflexión. “No se trata de leyes frías, sino que son palabras que inspiran la vida de cada religioso”, sostuvo al respecto el Padre Alfonso.

El Hermano Claudio Barrientos aseguró que esta instancia de renovación interior afianza el compromiso interior con Cristo, con la Iglesia y con la congregación. “El retiro permite que cada uno de nosotros renueve su misión y el trabajo que tenemos como dehonianos en Chile”, indicó.

El Padre Hernán Leemrijse tiene una extensa historia en la Provincia Chilena, ha estado desde los inicios de la presencia dehohiana en el país y valora mucho el vínculo de hermandad que estos retiros promueven.

“Este reencuentro entre hermanos nos ayuda a fortalecer la vida comunitaria, compartir la fe y de esta manera crecer como compañeros. Uno no está solo, pertenece a una comunidad y se siente apoyado por ella, por eso es clave contar con estos momentos para reflexionar juntos sobre nuestra vida, fe y compromiso con la gente”, puntualizó al respecto.

Revisa las imágenes del encuentro aquí 

Hermano Ita profesó votos perpetuos en íntima eucaristía

IMG_2732Acompañado por su familia brasileña como por su comunidad chilena, el joven religioso dehoniano reafirmó de manera definitiva su desafío y crecimiento en la vivencia de la fe.

Durante una emotiva misa en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima, la primera que lo recibió cuando llegó a Chile como misionero dehoniano, el Hermano Itaianan Bozza Vieira profesó de manera perpetua los votos de pobreza, obediencia y castidad, confirmando así su compromiso con la vida religiosa y con la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos.

La ceremonia, que se llevó a cabo el domingo 16 de julio, estuvo a cargo del Padre Johnny Li Mesías, Superior Provincial, y además contó con la participación del Padre Adalto Chitolina de la Provincia Brasileña donde el Hermano Ita, como es reconocido por todos, comenzó su camino sacerdotal.

El Hermano Ita estuvo acompañado por sus padres, hermanos y cercanos, quienes viajaron desde Brasil para participar de la eucaristía activamente, lo que fue reconocido por el Padre Johnny, quien en su homilía agradeció a la familia la entrega y humildad con la que asumieron el horizonte escogido por su hijo y les mostró además el cariño que éste ha generado a su alrededor entre las comunidades dehonianas chilenas, quienes no quisieron quedar fuera de este momento clave de su vida como hermano religioso.

Luego del juramento profesado ante el Superior Provincial, tanto el Hermano Ita como el Padre Adalto en representación de la Provincia Brasileña y Padre Johnny firmaron el documento que oficializa al joven religioso como consagrado, siendo reconocido con un fuerte y cariñoso aplauso por los feligreses presentes en el momento.

El Hermano Itaianan ya había renovado sus votos en diciembre pasado y por ello sólo quedaba pendiente la profesión de los mismos.  “Para mi este es un proceso de madurez y crecimiento en la experiencia religiosa que he tenido a través de los votos de pobreza, obediencia y castidad, pero además es una vivencia de fe como persona y como cristiano. Es una muestra de apoyo y fuerza cada vez más grande en este camino de la vida religiosa”, comentó al respecto.

Felicitamos al Hermano Ita en este importante momento vivido que confirma su compromiso de vida junto al Señor y a nuestra Congregación.

Revisa las imágenes aquí

Hibernación Reparadora 2017: tiempo de espiritualidad

IMG-20170714-WA0027Durante tres días el equipo de jóvenes reparadores dehonianos volcó su corazón a la oración, a recobrar y reparar las energías para enfrentar de la mejor manera posible un gran desafío: las misiones de verano en Valdivia.

Tres días fue el tiempo que el Profeta Jonás estuvo al interior de la ballena. Tres días Pablo estuvo ciego. Tres días Jesús estuvo muerto antes de resucitar y tres días también se extendió el Encuentro de Hibernación Reparadora 2017 de los jóvenes dehonianos pertenecientes a las distintas comunidades pastorales de nuestra Congregación.

Esta instancia y tiempo de reflexión sobre nuestra espiritualidad tuvo como objetivo renovar las energías durante el invierno y preparar los corazones para la llegada del verano. Es en este tiempo estival que se acerca en el que el grupo guiado por el Padre Claudenir dos Santos y otros religiosos de la provincia se trasladarán hasta la ciudad de Valdivia para llevar a cabo la Misión de Verano, primera en realizarse en una zona urbana.

Los jóvenes reparadores se instalaron en el Campus Quimey, en San Bernardo, entre el miércoles 12 y el sábado 15 de julio, momento en el que invirtieron su energía en refugiarse en una madriguera espiritual, estar ahí en la presencia del Señor y utilizar la oración, la palabra de Dios, el testimonio, el compartir la vida y el carisma misionero que heredamos del Padre Dehon para así preparar el terreno y lo que viene en su camino como reparadores.

Cada jornada tuvo un sentido distinto y la guía espiritual de nuestros sacerdotes dehonianos para entender el contexto del trabajo pastoral que se les acerca. El Padre Johnny Li, Superior Provincial de la Provincia Chilena, reflexionó con los jóvenes sobre el desafío de enfrentarse a una ciudad grande, con necesidades distintas a la de un sector rural, pero donde lo más importante es confiar y tener fe en el mensaje de Dios.

Por su parte, el Padre Reinaldo Braga, párroco de Santo Cura de Ars y Capellán del Colegio San Juan Evangelista, recalcó lo clave que es la espiritualidad en el desafío misionero. En ese sentido la oración y el diálogo con Jesús es condición necesaria para quien busca dedicar su vida a ser misionero.

Agradecemos a cada uno por este tiempo de hibernación en torno al amor de Jesús y enfrentar con el corazón abierto la Misión de Verano en Valdivia.

Revisa las fotos del encuentro aquí 

 

Carta de hermanos participantes en II Encuentro Latinoamericano: reflexión desde el buen samaritano

SAMSUNG CAMERA PICTURES

“Desde el último rincón de América del Sur, les queremos manifestar nuestra inmensa gratitud por permitirnos reunir en el II Encuentro de Hermanos Religiosos Latinoamericanos, que en realidad es una instancia de formación permanente.

En este segundo encuentro de formación hemos profundizado en nuestra espiritualidad, en nuestro carisma y en nuestra identidad de hermanos religiosos desde la figura de Buen Samaritano, modelo que igualmente ocupa en la carta del Padre Superior General por motivo de la fiesta del Sagrado Corazón de este 2017. “…Dar de beber a los sedientos, dar de comer a los hambrientos…”.

Les queremos contar que durante esta semana, hemos iniciado nuestro caminar en un primer momento con Padre Dehon, quien dio una respuesta misericordiosa, fraterna y humana en favor de los hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y niños de su tiempo (de San Quintín), vulnerados en su dignidad y humanidad por causa del liberalismo industrial.

En un segundo momento, meditamos sobre lo que la sociedad del siglo XXI nos pide como religiosos en la Vida Consagrada, cuya reflexión fue dirigida por un docente de filosofía y coordinador pastoral de nuestro Colegio Dehoniano San Juan Evangelista, quien nos compartió lo que hoy esperan las personas de nosotros. Y nos comentaba que lo que hoy se espera de nosotros que seamos TESTIMONIOS VIVOS DE HUMANIDAD, ya que vivimos en una sociedad deshumanizada y despersonalizada, en donde abundan las personas analfabetas emocionales e hiper conectadas en las redes sociales – virtuales, pero que viven desconectadas de las demás personas, de su entorno y del mundo real.

Desde dicha realidad pasamos a un tercer momento que consistió en ahondar en nuestros corazones sobre nuestras personas, nuestra identidad religiosa y nuestro SER DEHONIANO, lo que nos permitió reconocernos como varones consagrados que estamos llamados a CRISTIFICAR  nuestros corazones a la luz del Sagrado Corazón de Jesús. Y desde allí anunciar la dignidad y la humanidad que anuncia el Santo Evangelio a partir de la parábola del Buen Samaritano, que a su vez, es el modelo de ser humano que queremos vivir y anunciar.

“…Del Corazón de Cristo, abierto en la Cruz, nace el hombre de corazón nuevo…”.

Por último, meditamos sobre la alegría de la vida consagrada, desde el libro “Em busca do já encontrado” de nuestro hermano y amigo Obispo André Vital scj, así como los elementos de maravillarse, desinstalarse y sabiduría del discernimiento y desde la carta “Anunciad” del Papa Francisco a la Vida Consagrada, quien nos invita a ser parte de esta iglesia en salida y que anuncia hasta los confines de la tierra a Jesucristo Reparador, quien es dador de HUMANIDAD en plenitud.

Nosotros estamos insertos en este movimiento reparador y transformador, donde estamos llamados a anunciar desde nuestras vidas la Pedagogía del Corazón (Encuentro), que está anclada al Sagrado Corazón de Jesús y a la experiencia de fe del Padre León Dehon. De hecho, esta pedagogía cordis nos anima a ser testigos de disponibilidad y de escucha, de fraternidad y de encuentro, de solidaridad, de reparación y comunión.

“Nuestra vida religiosa participa en la evolución, en las pruebas y en la búsqueda del mundo y de la Iglesia… Nuestra vida religiosa se ve constantemente interpelada. Estamos obligados a repensar y reformular su misión y sus formas de presencia y de testimonio…”.(cst.147)

Agradecemos la hospitalidad, cercanía y acompañamiento de la Provincia de Chile, a su Superior Provincial, Padre Johnny Li Mesías y de su comunidad. Nos hemos sentido muy unidos al gobierno general por sus mensajes y apoyo. Pedimos a nuestra Madre la Virgen del Carmen interceda por las necesidades de nuestros hermanos que caminan aquí en estas tierras del sur.

 Nos despedimos en el Corazón de Jesús”.

Hno. Mauricio Oyarzún (Chile)
Hno. Jorge Torres (Chile)
Hno. José María Urbina (Ecuador)
Hno. Emidio Godoy (Venezuela)
Hno. Irineu da Silva Apolinário (Brasil – BSP)
Hno. Valdemar Érico Scramin (Brasil – BSP)
Hno. Itaianan Bozza Vieira (Brasil – BRM)
Hno. Diego Manuel Diaz ( ARG)
Hno. Francisco Jaco Cavalcante (Brasil – BRE)

Revisa la galería de imágenes aquí