Carta del Superior General Dehoniano, P. Heiner Wilmer, en el Mes del Sagrado Corazón: “Dar de beber a los sedientos, dar de comer a los hambrientos”

sacro_cuore_2017_ITLa Iglesia dedica el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, 30 días para venerar, honrar e imitar a Jesús. Para nuestra Congregación es una fecha muy importante y recordamos el amor infinito y la total entrega de Jesús a la humanidad.

Aunque la devoción al Corazón de Jesús es de origen medieval, situamos su origen en 1773 unido a Santa Margarita María Alacoque de la Orden de la Visitación de Santa María a quien Jesús se le apareció en varias ocasiones diciéndole que quienes oraran con devoción al Sagrado Corazón, recibirían muchas gracias divinas. Fue el confesor de Santa Margarita María Alacoque, San Claudio de la Colombière, quien propagó la devoción.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús consiste en demostrar el amor que le tenemos con nuestras obras.

Compartimos con ustedes la carta de nuestro Superior General, el p. Heiner Wilmer, para toda la Familia Dehoniana con motivo de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. Esperamos que sea una inspiración para todo el mes dedicado a la Iglesia del Sagrado Corazón.

Revisa la carta completa aquí

Revisa el especial en la web internacional de Dehonianos aquí 

Jóvenes reparadores celebraron Primera Masiva del año

IMG-20170529-WA0004En esta gran reunión el grupo liderado por el Padre Claudenir dos Santos reflexionó sobre el hijo pródigo enfocado en el padre “reparador” y el hijo “reparado”, punto de partida para entender el carisma de nuestra congregación y ponerse a disposición de ayudar a quienes más lo necesitan.

Una treintena de jóvenes se unió el pasado sábado 28 de mayo en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Fátima para llevar a cabo la Primera Masiva Reparadores 2017, momento que integra a la pastoral juvenil de cada comunidad dehoniana para meditar sobre su rol y además compartir un momento de introspección, oración y fiesta.

El grupo Reparadores está conformado por jóvenes laicos y religiosos de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. Con mucha alegría, ganas de servir y ayudar a los más necesitados, los reparadores llevan a cabo misiones de verano en las que recorren kilómetros para visitar sectores que requieren de su cariño y que necesitan de ese amor que un joven reparador es capaz de entregar.

La jornada fue guiada por el Padre Claudenir dos Santos Scj, capellán del Instituto Sagrado Corazón y Párroco de Fátima, quien además se encuentra asesorando al grupo y guiando su camino en el carisma dehoniano. “Los jóvenes reparan porque antes son reparados y ser perdonados es ser reparados, restaurados, renovados”, indicó el religioso dehoniano durante la Masiva, quien enfocó su reflexión en la historia del hijo pródigo reparado y su padre reparador.

El Padre Claudenir indicó en su mensaje que “la misericordia de Dios es capaz de reparar todo aquello que el pecado ha roto en nuestras vidas, por eso el reparador lleva un mensaje de misericordia. Ser Reparador vale la pena, vale vida y vale el tiempo que dedicamos al Señor”.

El encuentro concluyó con dicho mensaje y con espacio para festejar como dijo Dios en el Evangelio: “hagamos fiesta, porque este hijo mío estaba perdido y fue encontrado, estaba muerto y ha vuelto a vivir”.

Revisa la galería de imágenes aquí 

Madre Montserrat del Pozo, experta en innovación educativa: “Necesitamos otro tipo de aprendizaje”

DSC09621En una nueva visita a Chile como líder de la II versión del Congreso Práctico “Innovación y Educación” -dirigido a equipos directivos de casi una ventena de colegios de la Región Metropolitana- la llamada “Sor Innovación” de Nazareth Global Education habló sobre las expectativas frente este grupo de trabajo y de cómo se insertan mediciones como SIMCE y PSU en su metodología.

La Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos Chile, en conjunto con el Programa AMCO, llevó a cabo entre el 12 y 13 de mayo el taller práctico “Innovación y Educación” que en su segunda versión reunió a más de un centenar de docentes y directivos en el auditorio del Colegio San Juan Evangelista, uno de los dos establecimientos pertenecientes a nuestra Congregación.

La instancia reunió a cerca de 20 equipos establecimientos de la Región Metropolitana, quienes se encuentran trabajando activamente en las bases para la implementación de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, proyecto educativo impulsado por la religiosa venezolana Madre Montserrat del Pozo Roselló, Superiora General de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret y líder de Nazareth Gobal Education.

Durante su visita a Chile para dictar el segundo taller del ciclo, la llamada “Sor Innovación”, explicó el método de trabajo que a la fecha ha impactado a 72 colegios, 3.600 profesores y 70.000 estudiantes en el mundo, además de entregar una particular visión sobre la educación chilena.

Madre Montserrat, ¿En qué consiste el programa de Nazareth Global Education y cuáles son las claves de su éxito?

El proyecto educativo de NGE nace de las aulas, de reflexionar sobre el fracaso escolar. Con esto no me refiero a un número de alumnos suspendidos, sino a la falta de herramientas que tienen niños y jóvenes para enfrentar el mundo de hoy. Es un fracaso que un alumno vaya a primer año de universidad, obtenga muy buenas notas pero quiera dejar la carrera, que no encuentre sentido ni haya proyecto de vida en él.  Nosotros buscamos que todos los estudiantes, no solo unos cuantos, sean capaces de sacar el máximo de sí mismos, entregar información desde muy pequeños para aumentar su confianza y vencerse a sí mismo. No ponemos una meta común para todos en la que saltarán hasta 1.90 o 2.10 metros, por ejemplo, queremos que cada uno avance en sus saltos, de manera que pronto pueda superar su propia marca y llegar a la meta que él mismo trazó para su camino.

A su juicio ¿qué tipo de escenario favorece que el alumno obtenga su meta?

Este programa ha llegado a todo el mundo porque es inspirador, sencillo y fundamentado en la formación del profesorado. Si los profesores y este equipo educativo a cargo son los motores de cambio para llevar a cabo una revolución pacífica en sus colegios, podrán transformarlo de tal forma que logrará impactar en su sociedad. Es ahí donde se generan los procesos de transformación educativa a nivel de sistema.

Usted ha enfatizado en la importancia de trabajar la distribución de los espacios actuales en los colegios. ¿Cuál es el valor del quiebre del estilo actual?

El espacio es el tercer profesor, es decir, genera que tengas que cambiar las metodologías. Cuando el espacio es más abierto, más autonomía promueves en el alumno y sobre todo haces que éste pueda ser protagonista de lo que está haciendo. El espacio también genera relaciones distintas con los demás y también hace que tanto profesor como alumno piensen de forma más creativa.

¿Qué impresión tenía de la educación chilena, antes de trabajar con algunos de sus colegios más emblemáticos?

La educación chilena siempre ha tenido mucho prestigio a nivel internacional. En algún momento ese prestigio quedó más anclado en una serie de metodologías más tradicionales que hoy en día el alumno y nuestro propio mundo nos pide modificar. Entonces me parece muy pertinente que estos cambios ahora se empiecen a dar o que como éstos haya grupos muy competentes que quieren iniciar ese cambio porque se dan cuenta que lo tradicional hoy, es decir, que el profesor siga siendo el protagonista, que tenga todo el contenido y que sea un magistrado, no es lo que más vale. Necesitamos otro tipo de aprendizaje.

¿Cuál es su percepción del grupo con el que está trabajando hoy en Chile?

Estoy muy contenta de ver que se han entusiasmado con el proyecto. Cuando eso ocurre es porque aman a sus alumnos y sus familias y quieren lo mejor para ellos. Saben que son los encargados de mejorar esta sociedad.  He visto grupos intelectualmente muy potentes e inquietos, personas que se nota que leen y que trabajan muy bien. Y también he visto personas capaces de implementar y bien dirigir y organizar sus propios colegios. Ha sido una satisfacción muy grande poder trabajar con estos equipos directivos.

De qué forma la metodología planteada por usted y por Nazareth Global Education se hace cargo de herramientas de medición, como por ejemplo Simce y PSU en el caso de Chile?

Estas pruebas existen en todas partes del mundo y hay que aprobarlas, así de simple. El problema está en que sólo se trabaje para aprobarlas, con eso estás quitándole una parte de vida al alumnado. Estamos convencidas -y tenemos evidencias de ello- de que preparar a los jóvenes con estas metodologías enfocadas en la innovación no sólo hace que aprueben, sino que además los alumnos den más de su potencial intelectual.

Lo más interesante es que aquellos que antes quizás no llegarían a aprobar estas evaluaciones lo hacen, porque generas tantos recursos en la metodología y en la forma de aprendizaje que el alumno es capaz de recurrir a todo es y más para salir airoso de las pruebas.

Usted es Superiora General de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret y muchos de los colegios presentes hoy pertenecen a órdenes religiosas.  ¿De qué forma integran el valor de una formación católica a esta metodología?  

La misión de nuestros colegios es la de evangelizar. Cuando hablamos de evangelizar algunos creen que es bautizar y no es solo eso, es tener una cultura pastoral de centro que es donde se establecen nuestras relaciones, donde crecemos de manera conjunta como nos dice el Papa Francisco.

Creemos  que nuestra manera de evangelizar está en la calidad educativa para que pueda llegar a todos, no sólo a católicos. De esta manera, todos puedes tener la posibilidad de conocer a Jesucristo como ideal de vida y sobre todo propiciar ese encuentro con Él. A partir de esto cada alumno va a crecer y va a ser de sí mismo ese sueño que Dios tiene para él.

Revisa las imágenes del encuentro aquí 

Comunidades dehonianas celebraron el Centenario de Fátima

IMG_0216Los feligreses vivieron una hermosa celebración en torno a la Virgen de Fátima, patrona de la Parroquia dehoniana de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en San Bernardo, que fue seguida de bailes típicos y una procesión para conmemorar los 100 años de su aparición a los pastorcitos Jacinta, Lucía y  Francisco.

“La Virgen no vino para que la viéramos, vino a recordarnos la luz de Dios que nos envuelve”. Con esas palabras el Superior Provincial en Chile de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos, Padre Johnny Li, inició la homilía el sábado 13 de mayo en la santa misa que conmemoró los 100 años de la aparición de la Virgen de Fátima.

La eucaristía celebrada en el templo dehoniano, uno de los más antiguos de la Provincia Chilena y uno de los dos dedicados a la Virgen Patrona de Fátima en Santiago, reunió no sólo a los feligreses de dicha comunidad, sino también a otras parroquias y órdenes religiosas de la capital, quienes en familia oraron por la Madre de Dios y sus milagros en la tierra.

Durante su homilía, el Padre Johnny habló de lo que implica este centenario para la Congregación y comunidad parroquial de Fátima.  “Estamos de fiesta porque hemos recibido la alegría de tener en nuestra parroquia, tan importante para esta ciudad, las reliquias de Jacinta y Francisco, dos de los pastorcitos que hoy son santos”, manifestó.

Una vez finalizada la eucaristía la Virgen fue venerada por sus fieles con bailes típicos y una procesión por los alrededores de la Plaza Guarello de San Bernardo.

Revisa las imágenes aquí
Revisa el especial de nuestra web con toda la historia de Fátima aquí

Encuentro de Coordinadores Familia Dehoniana: un carisma, muchas expresiones

18527223_1053340088144003_8473729877586056296_oHay un carisma Dehoniano, pero muchos modelos diferentes de cómo se vive ese carisma. Bajo el paraguas de “Familia Dehoniana” hay dehonianos Laicos, mujeres consagradas y religiosos de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús.

En 2014, miembros de la “Familia Dehoniana” procedentes de todo el mundo se reunieron en Roma para compartir sus experiencias. De ese encuentro se desarrolló un grupo de coordinación. Con un mandato de tres años, se encargó la tarea de implementar el “Camino Espiritual” (una guía formativa para el Carisma Dehoniano), estableciendo redes de comunicación entre la Familia Dehoniana, y buscar formas de crear estructura y crecimiento.

Tres años después, la Familia Dehoniana se reunió nuevamente en Roma donde los Coordinadores de cada Provincia se encuentran examinando las expresiones de Familia Dehoniana y buscando un camino para crear una estructura cohesionada. En éste participan representantes de todo el mundo: España, Italia, Portugal, Estados Unidos, Brasil, Chile, Uruguay, Finlandia, Congo, Filipinas, Indonesia, Polonia, Mozambique.

En total son 27 personas, religiosos, consagradas y laicos de los 5 continentes que, desde el sábado pasado hasta este martes 16, están tratando de establecer principios comunes para la Familia Dehoniana con una estructura que respete la autonomía y la vocación única de cada miembro de la Familia Dehoniana, mientras se identifica aquello que permite que la diversidad también está en comunión.

“Sint Unum, una espiritualidad de comunidad: vida y misión” es el tema de la reunión de 2017. Para prepararla, a los representantes de la Familia Dehoniana se les hizo un cuestionario para ayudar al grupo coordinador a tener un mejor sentido de la Familia Dehoniana a través del mundo, incluyendo sus necesidades e inquietudes. A la hora de analizar los resultados del cuestionario, no sorprendió ver la diversidad que presentan los grupos.

Varían en número de miembros: desde un grupo pequeño, a cientos de integrantes e incluso miles. Muchas Provincias tienen estructuras a nivel nacional, y en algunos casos (como América Latina) continental. Y el financiamiento procede de varias fuentes, pero son pocas las que tienen diseñado un programa organizado para desarrollarlo. La formación también es variada, aunque muchos utilizan el “Camino Espiritual” de alguna forma.

Después de revisar los cuestionarios, el grupo de coordinación identificó tres propuestas o áreas de enfoque para el futuro: las finanzas, la comunicación y el nombramiento de un secretario o asistente permanente para la Familia Dehoniana. Sobre todo se está tratando de cómo coordinar la Familia Dehoniana a nivel nacional, continental y mundial.

Preocupa cómo relacionarse de una forma más igualitaria entre los distintos componentes de la Familia, cuál es el rol de los religiosos y cómo favorecer la comunicación. Durante los más de 20 años que llevamos de camino común, se han dado logros incuestionables como son: la red afectiva y espiritual que se ha creado entre laicos, religiosos y consagradas, prácticamente en todo el mundo; y el descubrimiento de nuevas dimensiones del carisma dehoniano, al ser vivido por laicos y consagrados de un modo inédito.

Nuevo obispo dehoniano

18342625_10212185733054161_6670847955838433500_nEl Papa Francisco ha nombrado Obispo de la Diócesis de Limoeiro do Norte, en Brasil, al Padre André Vital Félix da Silva, SCJ, actualmente consejero provincial de la Provincia de Brasil Recife (BRE).

El Padre André Vital Félix da Silva, nació el 31 de mayo de 1965 en Recife, Estado de Pernambuco. Estudió filosofía en el Instituto Salesiano de Filosofía de Recife y teología en el Instituto Franciscano de Teología de Olinda. Luego obtuvo una licenciatura en teología bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Hizo sus votos religiosos en la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos el 25 de febrero de 1986 y recibió la ordenación sacerdotal el 2 de enero de 1991.

Como sacerdote ha ocupado los siguientes cargos: vicario parroquial, formador, administrador parroquial, viceprovincial y miembro de la Comisión de Teología Dehoniana de América Latina.

Actualmente es vicario parroquial, consejero provincial y secretario del consejo provincial de la Provincia Dehoniana BRE.

Revisa la nota original aquí

Comunidad Sanjuanina reconoció y despidió a su capellán Padre Raúl Hogervorst en sus nuevos rumbos dehonianos

IMG-20170426-WA0024Luego de muchos años como capellán del Colegio San Juan Evangelista el Padre Raúl Hogervorst scj emprende nuevos rumbos al interior de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Dehonianos y desde ahora será parte de la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima en San Bernardo.

Conocido y muy querido no sólo por los estudiantes -con quienes compartía una sonrisa, una palabra de ánimo y muchos consejos- sino también por el equipo docente y administrativo, el Padre Raúl celebró ayer miércoles 26 de abril su última eucaristía junto a la familia sanjuanina.

La emotiva despedida culminó con un fraterno compartir, instancia en que el equipo de auxiliares de nuestro colegio le hizo entrega de un poncho de huaso, vestimenta clásica del campo chileno.

Revisa aquí las fotos:

25 años de consagración de Hermano Jorge Torres, rector del Colegio San Juan Evangelista

IMG-20170422-WA0028El día de su cumpleaños, Hermano Jorge Torres celebró también el jubileo de su consagración como religioso dehoniano.

En la tarde del pasado viernes 21 de abril en la Parroquia Santo Cura de Ars, su parroquia de origen, y durante una misa presidida por el Superior Provincial, Padre Johnny Li, la provincia dehoniana chilena agradeció a Dios los 25 años de los primeros votos de pobreza, castidad y obediencia del Hermano Jorge Torres como religioso de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús-Dehonianos.

En la celebración participaron los religiosos y aspirantes dehonianos, así como la familia del Hermano Jorge, la directiva, profesores y los funcionarios del Colegio San Juan Evangelista, donde hoy el Hermano se desempeña como Rector.  Lo acompañaron también muchos de sus amigos, algunos de la época de la Pastoral Juvenil de Santo Cura, en la que éste participó activamente, como también feligreses de las otras parroquias dehonianas de la Región Metropolitana de Santiago.

En su homilía el Padre Johnny Li resaltó la importancia de la fidelidad y confianza en Dios como sustento de la vida consagrada y agradeció al Hermano Jorge todos los años dedicados a la provincia dehoniana chilena.

Finalmente, en sus agradecimientos el hermano Jorge aseguró que cuando era joven y participaba de la Pastoral Juvenil su deseo era cambiar el mundo y encontró una Congregación que quiere cambiar el mundo través del Corazón de Jesús, por eso feliz en su misión junto con los Dehonianos.

Felicitamos al Hermano Jorge por estos 25 años de consagración a la vida religiosa y esperamos que sean muchos más.

Revisa las imágenes aquí

Papa Francisco confirma que canonizará a pastorcitos de Fátima el 13 de mayo

pastorcitosLos hermanos Jacinta y Francisco Marto, los pastorcitos de Fátima que junto con su prima Lucía fueron testigos de las apariciones de la Virgen en Portugal en 1917, serán canonizados el próximo 13 de mayo.

Así lo confirmó el Papa Francisco durante el Consistorio Ordinario Público para la Canonización de los Beatos, que tuvo lugar en el Vaticano. El Pontífice canonizará a los hermanos Marto durante el viaje que realizará a Fátima los días 12 y 13 de mayo de 2017 con motivo de la conmemoración del centenario de las apariciones de la Virgen María en Cova de Iría.

El pasado 23 de marzo, luego de la reunión entre el Santo Padre y el Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, se aprobó la promulgación del decreto que reconoce el milagro, la curación de un niño brasileño, atribuido a la intercesión del Beato Francisco Marto y de la Beata Jacinta Marto.

Jacinta nació el 11 de marzo de 1910 y murió el 20 de febrero de 1920, mientras que su hermano Francisco nació el 11 de junio de 1908 y falleció el 4 de abril de 1919. Ambos fueron beatificados por el Papa San Juan Pablo II en el año 2000.

Jacinta, Francisco y Lucía recibieron la visita de la Virgen María en Cova de Iría, en Fátima, entre mayo y octubre de 1917. Jacinta tenía siete años, Francisco nueve y Lucía diez.

La Virgen se les apareció en 6 ocasiones. En la tercera de ellas, la que se produjo el 13 de julio, la Virgen les reveló el Secreto de Fátima. Según las crónicas, Lucía se puso pálida y gritó de miedo llamando a la Virgen por su nombre. Hubo un trueno, y la visión terminó.

Durante el período de tiempo en que se produjeron las apariciones, los tres niños tuvieron que hacer frente a las incomprensiones de sus familias y vecinos, y a la persecución del gobierno portugués, profundamente anticlerical. Pero aceptaron esas dificultades con fe y valentía: “Si nos matan, no importa. Vamos al cielo”, decían.

Tras las apariciones, los tres pastorcitos siguieron su vida normal, hasta la muerte de Francisco y Jacinta.

Francisco mostró un espíritu de amor y reparación para con Dios ofendido, a pesar de su vida tan corta. Su gran preocupación era “consolar a Nuestro Señor”. Pasaba horas pensando en Dios, por lo que siempre fue considerado como un contemplativo.

Su precoz vocación de eremita fue reconocida en el decreto de heroicidad de virtudes, según el cual después de las apariciones “se escondía detrás de los árboles para rezar solo; otras veces subía a los lugares más elevados y solitarios y ahí se entregaba a la oración tan intensamente que no oía las voces de los que lo llamaban”.

La vida de Jacinta se caracterizó por el Espíritu de sacrificio, el amor al Corazón de María, al Santo Padre y a los pecadores. Llevada por la preocupación de la salvación de los pecadores y del desagravio al Corazón Inmaculado de María, de todo ofrecía un sacrificio a Dios.

Fuente oficial: ACI Prensa www.aciprensa.com

Hoy celebramos el Jueves Santo: La Última Cena del Señor

jueves samto

La liturgia del Jueves Santo es una invitación a profundizar concretamente en el misterio de la Pasión de Cristo, ya que quien desee seguirle tiene que sentarse a su mesa y, con máximo recogimiento, ser espectador de todo lo que aconteció ‘en la noche en que iban a entregarlo’. Y por otro lado, el mismo Señor Jesús nos da un testimonio idóneo de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos todos los fieles cuando decide lavarle los pies a sus discípulos.

En este sentido, el Evangelio de San Juan presenta a Jesús ‘sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía’ pero que, ante cada hombre, siente tal amor que, igual que hizo con sus discípulos, se arrodilla y le lava los pies, como gesto inquietante de una acogida incansable.

San Pablo completa el retablo recordando a todas las comunidades cristianas lo que él mismo recibió: que aquella memorable noche la entrega de Cristo llegó a hacerse sacramento permanente en un pan y en un vino que convierten en alimento su Cuerpo y Sangre para todos los que quieran recordarle y esperar su venida al final de los tiempos, quedando instituida la Eucaristía.

La Santa Misa es entonces la celebración de la Cena del Señor en la cual Jesús, un día como hoy, la víspera de su pasión, “mientras cenaba con sus discípulos tomó pan…” (Mt 28, 26).

Él quiso que, como en su última Cena, sus discípulos nos reuniéramos y nos acordáramos de Él bendiciendo el pan y el vino: “Hagan esto en memoria mía” (Lc 22,19).

Antes de ser entregado, Cristo se entrega como alimento. Sin embargo, en esa Cena, el Señor Jesús celebra su muerte: lo que hizo, lo hizo como anuncio profético y ofrecimiento anticipado y real de su muerte antes de su Pasión. Por eso “cuando comemos de ese pan y bebemos de esa copa, proclamamos la muerte del Señor hasta que vuelva” (1 Cor 11, 26).

De aquí que podamos decir que la Eucaristía es memorial no tanto de la Ultima Cena, sino de la Muerte de Cristo que es Señor, y “Señor de la Muerte”, es decir, el Resucitado cuyo regreso esperamos según lo prometió Él mismo en su despedida: ” un poco y ya no me veréis y otro poco y me volveréis a ver” (Jn 16,16).

Como dice el prefacio de este día: “Cristo verdadero y único sacerdote, se ofreció como víctima de salvación y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya”. Pero esta Eucaristía debe celebrarse con características propias: como Misa “en la Cena del Señor”.

En esta Misa, de manera distinta a todas las demás Eucaristías, no celebramos “directamente” ni la muerte ni la Resurrección de Cristo. No nos adelantamos al Viernes Santo ni a la Noche de Pascua.

Hoy celebramos la alegría de saber que esa muerte del Señor, que no terminó en el fracaso sino en el éxito, tuvo un por qué y para qué: fue una “entrega”, un “darse”, fue “por algo” o, mejor dicho, “por alguien” y nada menos que por “nosotros y por nuestra salvación” (Credo). “Nadie me quita la vida, había dicho Jesús, sino que Yo la entrego libremente. Yo tengo poder para entregarla.” (Jn 10,16), y hoy nos dice que fue para “remisión de los pecados” (Mt 26,28).

Por eso esta Eucaristía debe celebrarse lo más solemnemente posible, pero, en los cantos, en el mensaje, en los signos, no debe ser ni tan festiva ni tan jubilosamente explosiva como la Noche de Pascua, noche en que celebramos el desenlace glorioso de esta entrega, sin el cual hubiera sido inútil; hubiera sido la entrega de uno más que muere por los pobre y no los libera. Pero tampoco esta Misa está llena de la solemne y contrita tristeza del Viernes Santo, porque lo que nos interesa “subrayar”; en este momento, es que “el Padre nos entregó a su Hijo para que tengamos vida eterna” (Jn 3, 16) y que el Hijo se entregó voluntariamente a nosotros independientemente de que se haya tenido que ser o no, muriendo en una cruz ignominiosa.

Hoy hay alegría y la iglesia rompe la austeridad cuaresmal cantando él “gloria”: es la alegría del que se sabe amado por Dios, pero al mismo tiempo es sobria y dolorida, porque conocemos el precio que le costamos a Cristo.

jueves santo2

Podríamos decir que la alegría es por nosotros y el dolor por Él. Sin embargo predomina el gozo porque en el amor nunca podemos hablar estrictamente de tristeza, porque el que da y se da con amor y por amor lo hace con alegría y para dar alegría.

Podemos decir que hoy celebramos con la liturgia (1a Lectura). La Pascua, pero la de la Noche del Éxodo (Ex 12) y no la de la llegada a la Tierra Prometida (Jos. 5, 10-ss).

Hoy inicia la fiesta de la “crisis pascual”, es decir de la lucha entre la muerte y la vida, ya que la vida nunca fue absorbida por la muerte pero si combatida por ella. La noche del sábado de Gloria es el canto a la victoria pero teñida de sangre y hoy es el himno a la lucha pero de quien lleva la victoria porque su arma es el amor.

Fuente: ACI Prensa