Fondas Parroquiales 2014

fot_not2_24_09_14

Como todos los años nuestra Parroquia abrió sus puertas el día 18 de septiembre para celebrar las Fiestas Patrias, con nuestra tradicional Fonda Parroquial. Como todos los años contamos con la participación de un gran número de familias. Destacada fue la participación de todos los grupos que quisieron estar presente apoyando nuestra fonda. Destacada fue la participación de lo jóvenes de nuestra Parroquia que forma parte de la Academia de Baile Fátima.

La Academia de Fátima

fot_not1_24_09_14

Este grupo  de baile, nace de la necesidad de dar un espacio a la comunidad para aprender, aportar  y ayudar  en las diversas actividades de nuestra Parroquia, como también algunas presentaciones fuera de ella. Este grupo está formado principalmente por jóvenes de nuestra comunidad, pero esta abierto a todos quienes tengan el entusiasmo y las ganas de participar.  La base de nuestros encuentros están cimentados en valores como el respeto, la responsabilidad y la preocupación por los demás compañeros del grupo. La Academia de Fátima  esta abierta para todos aquellos que deseen formar parte.

Fiesta Patronal en la Parroquia de Fátima

fot_not_15_05_14

El pasado miércoles 13 de Mayo como Iglesia celebramos la Fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Fátima y como familia Dehoniana, además, celebramos la Fiesta Patronal de nuestra Parroquia de Fátima ubicada en San Bernardo.

Entre varias actividades que se realizaron para celebrar esta fiesta, destacamos principalmente la Gran Procesión de La Virgen de Fátima; realizada el día sábado 10 de Mayo, por las cercanías de la Parroquia y organizada por los distintos grupos que participan en ella. A esta procesión llegaron más de un centenar de personas, entre adultos, jóvenes y fieles devotos, quienes a pesar de la fría tarde quisieron acompañar a nuestra Madre Celestial.

También se realizó una Misa Solemne en el Templo Parroquial el mismo día Miércoles, esta celebración también contó con un gran número de participantes y fieles en general, quienes junto con la Celebración Eucarística depositaron sus oraciones y buenos deseos en un cofre que será enviado directamente al Santuario de Nuestra Señora en Fátima, Portugal.

Vivat Cor Jesu + Per Cor Mariae.
Feliz Fiesta a nuestros hermanos de la Parroquia de Fátima.

Diciembre, celebraración de las Primeras Comuniones

fot1_not_20_12_13_22

Este mes de diciembre se celebraron las primeras comuniones en la cual los niños luego de dos años de preparación recibieron por primera vez a Jesús presente en la Eucaristía. Junto a sus familiares, animadores y amigos que los acompañaron en este momento tan importante en su vida de fe. Que camino más hermoso junto a Cristo Eucaristía.

Vivat Cor Jesu!

La Iglesia reconoce un nuevo milagro por la intercesión de Juan Pablo II que permite su canonización

fot1_not4_20_06_13

La comisión teológica de la Congregación para la Causa de los Santos ha aprobado el segundo milagro que se produjo por intercesión del papa Juan Pablo II, después de ser beatificado, según informan hoy fuentes vaticanas. Este reconocimiento abre paso a la canonización del papa polaco, pero debe ser aprobado por la comisión de cardenales y recibir el visto bueno definitivo del papa Francisco. Todavía no se ha dado a conocer la naturaleza de este segundo milagro.

(Efe) Aunque todavía no se ha dado oficialmente ninguna fecha, Juan Pablo II podría ser proclamado santo el próximo domingo 20 de octubre, fecha que ya se barajaba por su cercanía al 35 aniversario de su pontificado, entre el 16 de octubre de 1978 en que fue elegido papa y el 22 en que presidió la misa de entronización.

El 1 de mayo de 2011 Benedicto XVI proclamó beato a su antecesor, Juan Pablo II (1920-2005), después de que se le atribuyera el milagro de sor Marie Simon Pierre, quien se curó de manera inexplicable para la ciencia de la enfermedad de Parkinson que padecía.

San José “entra” también en las otras Plegarias Eucarísticas

Décadas después de que el Beato Juan XXIII determinara que el nombre de San José fuese incluido en el venerable Canon Romano, el Santo Padre Francisco, a través de un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha decidido que San José sea invocado también en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV.

El decreto Paternas Vices (prot. N. 215/11/L), firmado por el Cardenal Prefecto Antonio Cañizares y el Arzobispo Secretario Arthur Roche, manifiesta así la decisión del Papa Benedicto XVI de acoger las numerosas peticiones recibidas desde muchos lugares en este sentido, una decisión confirmada por su sucesor, el Papa Francisco.

De este modo, en la tercera edición típica del Misal Romano deberá decir, respectivamente:

II: “ut cum beáta Dei Genetríce Vírgine María, beáto Ioseph, eius Sponso, beátis Apóstolis”

III: “cum beatissíma Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum beátis Apóstolis”

IV: “cum beáta Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum Apóstolis”

Y en español:

II: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y…”

III: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y los mártires…”

IV: “con María, la Vigen Madre de Dios, con su esposo san José, con los apóstoles y los santos…”

…………………………………………………………………………………………….

Fuente: WDTPRS

 

Misión de Vida se prepara para julio con una pre misión en San Bernardo

fot1_not2_20_06_13

Este sábado 15 de junio, a las 11.00 hrs. inició la Santa Misa de bienvenida al grupo de voluntarios de Misión de Vida que llegó hasta San Bernardo para compartir con la comunidad de Fátima. Durante todo el día, los misioneros almorzaron con las familias, visitaron hogares de ancianos y de madres solteras y realizaron un bingo, generando un vínculo en Cristo con la comunidad.

Esta iniciativa surgió luego de que el padre Johnny Li, párroco de la comunidad visitada y profesor de la UC, les diera a conocer a miembros del Consejo de Misión de Vida la importancia de mostrarle a su parroquia otras maneras de vivir la fe. Es así que Misión de Vida decidió tomar la iniciativa y compartir todo el sábado con niños, adultos y jóvenes de San Bernardo.

El encuentro inició con una misa presidida por el padre John Li, quien hizo una invitación a todas las familias presentes a compartir la fe con los misioneros. “Esta visita de misioneros es muy buena para que nuestra comunidad conozca otra experiencia de fe, otra forma de ser católicos” señaló el padre.

Luego de la misa, tanto los misioneros como la comunidad se reunieron en el salón parroquial, donde cada familia invitó a almorzar a un misionero, logrando un encuentro de fe mucho más íntimo. Javiera Lecaros, jefa general de Misión de Vida 2013, consideró que fue impresionante la disponibilidad y la acogida de cada una de estas familias. “Sabíamos que éramos hermanos en la fe y sólo por eso, nos acogieron en sus casas como verdaderos hijos. Compartimos experiencias de fe, ellos desde su vida parroquiana, y nosotros como estudiantes”, agregó Javiera.

A las 3 de la tarde, se realizó un bingo en el salón parroquial, donde llegaron aproximadamente 70 personas a compartir. Los premios fueron recolectados por el Consejo de Misión de Vida. En paralelo, un grupo salió a misionar a diferentes casas, un hogar de ancianos y un hogar para madres solteras. En esta salida también estuvieron presentes los grupos juveniles de la Parroquia de Fátima, que compartieron la experiencia de misión junto a los otros voluntarios.

Al finalizar esta pre misión, el padre John agradeció a todos los voluntarios de Misión de Vida, recalcando la importancia de ser una Iglesia unida. “Pudimos conversar sobre las cosas de Dios y ver cómo la Iglesia es una gran familia. Si no fuera por Cristo y por el corazón de Jesús, estas dos comunidades católicas -nosotros parroquianos y ustedes misioneros- no se habrían conocido”, concluyó el párroco.

La Parroquia de Fátima celebra a su patrona, 11 de Mayo

fot_not1_07_05_13

Este sábado 11 de mayo invitamos a todos a participar de la Solemne Eucaristía y procesión en honor de Nuestra Señora de Fátima. Este día queremos celebrar a quien es nuestra Madre y protectora, recordando su mensaje y aparición entregados en Fatima-Portugal.

HORARIO DE LAS CELEBRACIONES:

Sábado 11 de mayo:

19:00 hrs: Santa Misa
19:30 hrs: Santa Misa

Lunes 13 de mayo (día de la aparición)

19:40 hrs: Procesión de la luz
* Bendición especial para todos los enfermos.

* No te olvides traer tu vela
* Todas las intenciones y acciones de gracias serán depositadas en un buzón y luego enviadas al Santuario de Fátima en Portugal.

“La Virgen es la mamá que nos ayuda a crecer, a afrontar la vida, a ser libres” Papa Francisco

“Una buena mamá no sólo acompaña a los niños en el crecimiento, sin evitar los problemas,  ayuda también a tomar las decisiones definitivas con libertad”

 “María es madre y una madre se preocupa sobre todo por la salud de sus hijos, sabe cuidarla siempre con amor grande y tierno. La Virgen custodia nuestra salud. ¿Qué quiere decir esto? Pienso sobre todo en tres aspectos: nos ayuda a crecer, a afrontar la vida, a ser libres”, expresó el Obispo de Roma, después del rezo del Rosario, con el que formalmente tomó posesión de la Basílica Santa María Mayor, en Roma este 4 de mayo de 2013.

Dijo que una mamá además piensa en la salud de sus hijos, educándolos también a afrontar las dificultades de la vida. “No se educa, no se cuida la salud evitando los problemas, como si la vida fuera una autopista sin obstáculos. La mamá ayuda a los hijos a mirar con realismo los problemas de la vida y a no perderse en ellos, sino a afrontarlos con valentía, a no ser débiles, y saberlos superar, en un sano equilibrio que una madre “siente” entre las áreas de seguridad y las zonas de riesgo. Y esto una madre sabe hacerlo. Lleva al hijo no siempre sobre el camino seguro, porque de esta manera no puede crecer. Pero tampoco solamente sobre el riesgo, porque es peligroso. Una madre sabe equilibrar estas cosas. Una vida sin retos no existe y un chico o una chica que no sepa afrontarlos poniéndose en juego ¡no tiene columna vertebral!”.

El Papa afirmó también que “una buena mamá no sólo acompaña a los niños en el crecimiento, sin evitar los problemas, los desafíos de la vida, una buena mamá ayuda también a tomar las decisiones definitivas con libertad. Esto no es fácil. Pero una madre sabe hacerlo, en este momento en que reina la filosofía de lo provisorio.

Pero, ¿qué significa libertad? Por cierto, no es hacer todo lo que uno quiere, dejarse dominar por las pasiones, pasar de una experiencia a otra sin discernimiento, seguir las modas del momento; libertad no significa, por así decirlo, tirar por la ventana todo lo que no nos gusta.

La libertad se nos dona ¡para que sepamos optar por las cosas buenas en la vida! María como buena madre nos educa a ser, como Ella, capaces de tomar decisiones definitivas, con aquella libertad plena con la que respondió “sí” al plan de Dios para su vida (cfr. Lc 1, 38)”

Texto completo de la homilía del Papa

Agradezco a Uds. que hoy han venido a rezar a la Virgen, a la Madre, a la “Salus Populi Romani”

Esta tarde estamos aquí ante María. Hemos rezado bajo su guía maternal para que nos conduzca a estar cada vez más unidos a su Hijo Jesús, le hemos traído nuestras alegrías y nuestros sufrimientos, nuestras esperanzas y nuestras dificultades, la hemos invocado con la bella advocación de “Salus Populi Romani”, pidiendo para todos nosotros, para Roma y para el mundo que nos done la salud. Sí, porque María nos da la salud, es nuestra salud.
Jesucristo, con su Pasión, Muerte y Resurrección, nos trae la salvación, nos dona la gracia y la alegría de ser hijos de Dios, de llamarlo en verdad con el nombre de Padre. María es madre y una madre se preocupa sobre todo por la salud de sus hijos, sabe cuidarla siempre con amor grande y tierno. La Virgen custodia nuestra salud. ¿Qué quiere decir esto? Pienso sobre todo en tres aspectos: nos ayuda a crecer, a afrontar la vida, a ser libres.

1. Una mamá ayuda a los hijos a crecer y quiere que crezcan bien, por ello los educa a no ceder a la pereza – que también se deriva de un cierto bienestar – a no conformarse con una vida cómoda que se contenta sólo con tener algunas cosas. La mamá cuida a los hijos para que crezcan más y más, crezcan fuertes, capaces de asumir responsabilidades, de asumir compromisos en la vida, de tender hacia grandes ideales. El Evangelio de san Lucas dice que, en la familia de Nazaret, Jesús ” iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él ” (Lc 2, 40). La Virgen hace precisamente esto con nosotros, nos ayuda a crecer humanamente y en la fe, a ser fuertes y a no ceder a la tentación de ser hombres y cristianos de una manera superficial, sino a vivir con responsabilidad, a tender cada vez más hacia lo alto.
sagrada familia
2. Una mamá además piensa en la salud de sus hijos, educándolos también a afrontar las dificultades de la vida. No se educa, no se cuida la salud evitando los problemas, como si la vida fuera una autopista sin obstáculos. La mamá ayuda a los hijos a mirar con realismo los problemas de la vida y a no perderse en ellos, sino a afrontarlos con valentía, a no ser débiles, y saberlos superar, en un sano equilibrio que una madre “siente” entre las áreas de seguridad y las zonas de riesgo. Y esto una madre sabe hacerlo. Lleva al hijo no siempre sobre el camino seguro, porque de esta manera no puede crecer. Pero tampoco solamente sobre el riesgo, porque es peligroso. Una madre sabe equilibrar estas cosas. Una vida sin retos no existe y un chico o una chica que no sepa afrontarlos poniéndose en juego ¡no tiene columna vertebral! Recordemos la parábola del buen samaritano: Jesús no propone la conducta del sacerdote y del levita, que evitan socorrer al hombre que había caído en manos de ladrones, sino el samaritano que ve la situación de ese hombre y la afronta de una manera concreta. María ha vivido muchos momentos no fáciles en su vida, desde el nacimiento de Jesús, cuando para ellos “no había lugar para ellos en el albergue” (Lc 2, 7), hasta el Calvario (cfr. Jn 19, 25). Y como una buena madre está cerca de nosotros, para que nunca perdamos el valor ante las adversidades de la vida, ante nuestra debilidad, ante nuestros pecados: nos da fuerza, nos muestra el camino de su Hijo. Jesús en la cruz le dice a María, indicando a Juan: “¡Mujer, aquí tienes a tu hijo!” y a Juan: “Aquí tienes a tu madre”(cfr. Jn 19, 26-27). En este discípulo todos estamos representados: el Señor nos confía en las manos llenas de amor y de ternura de la Madre, para que sintamos que nos sostiene al afrontar y vencer las dificultades de nuestro camino humano y cristiano. No tener miedo de las dificultades. Afrontarlas con la ayuda de la madre

3. Un último aspecto: una buena mamá no sólo acompaña a los niños en el crecimiento, sin evitar los problemas, los desafíos de la vida, una buena mamá ayuda también a tomar las decisiones definitivas con libertad. Esto no es fácil. Pero una madre sabe hacerlo, en este momento en que reina la filosofía de lo provisorio. Pero, ¿qué significa libertad? Por cierto, no es hacer todo lo que uno quiere, dejarse dominar por las pasiones, pasar de una experiencia a otra sin discernimiento, seguir las modas del momento; libertad no significa, por así decirlo, tirar por la ventana todo lo que no nos gusta. La libertad se nos dona ¡para que sepamos optar por las cosas buenas en la vida! María como buena madre nos educa a ser, como Ella, capaces de tomar decisiones definitivas, con aquella libertad plena con la que respondió “sí” al plan de Dios para su vida (cfr. Lc 1, 38).

Queridos hermanos y hermanas, ¡qué difícil es, en nuestro tiempo, tomar decisiones definitivas! Nos seduce lo provisorio. Somos víctimas de una tendencia que nos empuja a lo efímero… ¡como si deseáramos permanecer adolescentes para toda la vida! ¡No tengamos miedo de los compromisos definitivos, de los compromisos que involucran y abarcan toda la vida! ¡De esta manera, nuestra vida será fecunda! Y ¡esto es libertad! Tener el coraje de tomar decisiones con grandeza.
Toda la existencia de María es un himno a la vida, un himno de amor a la vida: ha generado a Jesús en la carne y ha acompañado el nacimiento de la Iglesia en el Calvario y en el Cenáculo. La Salus Populi Romani es la mamá que nos dona la salud en el crecimiento, para afrontar y superar los problemas, en hacernos libres para las opciones definitivas; la mamá que nos enseña a ser fecundos, a estar abiertos a la vida y a ser cada vez más fecundos en el bien, en la alegría, en la esperanza, a no perder jamás la esperanza, a donar vida a los demás, vida física y espiritual.
Es lo que te pedimos esta tarde, Oh María, Salus Populi Romani, para el pueblo de Roma, para todos nosotros: dónanos la salud que sólo tú puedes donarnos, para ser siempre signos e instrumentos de vida.