El Padre Dehon espera que sus religiosos sean profetas del amor y servidores de la reconciliación de los hombres y del mundo en Cristo.

Sus cinco obras, el  Instituto Sagrado Corazón y la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima en la Diócesis de San Bernardo, la Parroquia Santo Cura de Ars y sus comunidades en San Miguel, el Colegio San Juan Evangelista en Las Condes -ambas de la Arquidiócesis de Santiago- así como la Parroquia Buen Pastor e Iglesia Rectorial San Francisco en Valdivia, son una muestra del impacto dehoniano en Chile.

 

La presencia de los dehonianos en Chile comienza en 1950 a través de los misioneros holandeses, quienes rápidamente expandieron nuestro carisma a la iglesia chilena

El aporte dehoniano está en la mirada desde el corazón de Cristo, la vivencia encarnada desde la misericordia de la reparación. Somos los que reparamos los corazones heridos comprometiéndonos en la lucha  contra el mal del mundo desde el Corazón de Cristo.

Sitio creado por DIEHL+PARTNERS      www.diehl.cl